Río Almanzora

Es el más largo de todos los que recorren la provincia y transita íntegramente por la misma.

Tiene su nacimiento en el límite con la provincia granadina, en la vertiente norte de la Sierra de los Filabres, en el pequeño valle que se forma en la Sierra de Carrasco, formado entre el Peñón del Apargatero (1.970 m) y el Cerro de la Bañica (Sauco, 1.953,397), recogiendo las aguas de los barrancos de Medianega, de Peñón Rojo, de la Cruz y de los Pajares, para formar el río del Sauco (nombre con que se le conocía antiguamente al río Almanzora), recibiendo diferentes aportes hasta llegar al municipio de Alcóntar. A partir de este punto, y tras pasar por la “Cerrá” se le denomina río de Alcóntar hasta llegar a la Vega de Serón donde ya toma el nombre de río Almanzora hasta llegar a su desembocadura al Mar Mediterráneo.

Aportes en el curso alto del río Almanzora

Continúa con dirección oeste-este hasta alcanzar el Embalse Cuevas del Almanzora (en la vertiente suroeste de la Sierra Almagro) formando el fértil Valle del Almanzora, limitado por el norte por la Sierra de los Filabres y por el sur por la Sierra de las Estancias. A lo largo de su recorrido son multitud los barrancos, ramblas y arroyos que vierten sus aguas en él, aunque permanece seco gran parte del año.

A lo largo de su recorrido existen diferentes balsas controladoras del trasvase de agua desde el Embalse de Iznájar (Granada) al Embalse Cuevas de Almanzora.

De todos ellos, los más significativos que dejan sus aguas en el Almanzora por su vertiente derecha y que descienden de la Sierra de los Filabres son: barranco de las Herrerías (las recoge de la vertiente norte de Calar Alto -2.167,865 m-), río Bacares (de la vertiente este del Calar Alto y de la oeste de la Tetica de Bacares -2.080,279 m-), río Sierro (de la vertiente oeste de la Tetica de Bacares), río Laroya, río Albánchez y rambla del Aceituno.

Por su vertiente izquierda, y que descienden de la Sierra de las Estancias destacan la rambla de Ramil, de la Jauca, del Higueral y la de Lúcar (que la recogen de la Sierra de Lúcar); rambla de Hueta (Sierra del Madroñal); rambla del Cañito, de Albox, Honda y Almajalejo (Sierra María).

Río Almanzora

Tras la presa del Embalse Cuevas de Almanzora continua con dirección noroeste-sureste, pasando junto al municipio que le da nombre y desembocando en el mar Mediterráneo junto a la pedanía de Villaricos (Cuevas de Almanzora). En la cercanía de ésta aún recibe los aportes de la rambla de las Canalejas, principalmente en épocas de lluvias y que agrupa a los arroyos y ramblas que provienen de la región murciana, de la vertiente este de la Sierra Almagro y agrupa los aportes de la cordillera costera que forman las Sierras Almagrera, de Castillarico, de los Pinos, del Aguilón y de La Cuerda de las Palomas.

Comentarios Facebook

Río Almanzora

Es el más largo de todos los que recorren la provincia y transita íntegramente por la misma.

Tiene su nacimiento en el límite con la provincia granadina, en la vertiente norte de la Sierra de los Filabres, en el pequeño valle que se forma en la Sierra de Carrasco, formado entre el Peñón del Apargatero (1.970 m) y el Cerro de la Bañica (Sauco, 1.953,397), recogiendo las aguas de los barrancos de Medianega, de Peñón Rojo, de la Cruz y de los Pajares, para formar el río del Sauco (nombre con que se le conocía antiguamente al río Almanzora), recibiendo diferentes aportes hasta llegar al municipio de Alcóntar. A partir de este punto, y tras pasar por la “Cerrá” se le denomina río de Alcóntar hasta llegar a la Vega de Serón donde ya toma el nombre de río Almanzora hasta llegar a su desembocadura al Mar Mediterráneo.

Aportes en el curso alto del río Almanzora

Continúa con dirección oeste-este hasta alcanzar el Embalse Cuevas del Almanzora (en la vertiente suroeste de la Sierra Almagro) formando el fértil Valle del Almanzora, limitado por el norte por la Sierra de los Filabres y por el sur por la Sierra de las Estancias. A lo largo de su recorrido son multitud los barrancos, ramblas y arroyos que vierten sus aguas en él, aunque permanece seco gran parte del año.

A lo largo de su recorrido existen diferentes balsas controladoras del trasvase de agua desde el Embalse de Iznájar (Granada) al Embalse Cuevas de Almanzora.

De todos ellos, los más significativos que dejan sus aguas en el Almanzora por su vertiente derecha y que descienden de la Sierra de los Filabres son: barranco de las Herrerías (las recoge de la vertiente norte de Calar Alto -2.167,865 m-), río Bacares (de la vertiente este del Calar Alto y de la oeste de la Tetica de Bacares -2.080,279 m-), río Sierro (de la vertiente oeste de la Tetica de Bacares), río Laroya, río Albánchez y rambla del Aceituno.

Por su vertiente izquierda, y que descienden de la Sierra de las Estancias destacan la rambla de Ramil, de la Jauca, del Higueral y la de Lúcar (que la recogen de la Sierra de Lúcar); rambla de Hueta (Sierra del Madroñal); rambla del Cañito, de Albox, Honda y Almajalejo (Sierra María).

Río Almanzora

Tras la presa del Embalse Cuevas de Almanzora continua con dirección noroeste-sureste, pasando junto al municipio que le da nombre y desembocando en el mar Mediterráneo junto a la pedanía de Villaricos (Cuevas de Almanzora). En la cercanía de ésta aún recibe los aportes de la rambla de las Canalejas, principalmente en épocas de lluvias y que agrupa a los arroyos y ramblas que provienen de la región murciana, de la vertiente este de la Sierra Almagro y agrupa los aportes de la cordillera costera que forman las Sierras Almagrera, de Castillarico, de los Pinos, del Aguilón y de La Cuerda de las Palomas.

Comentarios Facebook