Cala de los Bordonares

Agua cristalina en la Cala de los Bordonares

Cala Virgen situada al final del carril que parte desde el Castillo de Macenas tras recorrer los acantilados de la Cuerda la Chacona y tras pasar por la Torre del Pirulico, la cala de su mismo nombre y la Cala del Sombrerico. Presenta un aparcamiento en sus cercanías. Al igual que las anteriores presenta una belleza extraordinaria por los acantilados que la rodean, en ambos extremos de la misma, y que dan a distintos relieves espectaculares.

Presenta forma semicircular, con algo más de 250 metros de longitud y cerca de 12 metros en su zona más ancha. No tiene ningún tipo de servicios y presenta un nivel de ocupación bajo, aunque los fines de semana de los meses estivales puede ser medio/alto. Presenta aguas cristalinas y tranquilas óptimas para la práctica de buceo y submarinismo.

Paseando por su extremos contemplaremos distintos relieves producidos por la erosión marina en los acantilados, y en el extremo norte diferentes isletas y rocas junto a los acantilados, de la que sobresale "el sombrerico".

A partir de ésta podremos continuar, a pie,  por la línea de costa, atravesando diferentes acantilados (con algunos pasos complicados), dunas fósiles y pequeñas calas hasta alcanzar las calas que constituyen la más suroccidental del municipio, Cala de la Granatilla.

El Sombrerico Roca en la Cala de los Bordonares

Comentarios Facebook

Cala de los Bordonares

Agua cristalina en la Cala de los Bordonares

Cala Virgen situada al final del carril que parte desde el Castillo de Macenas tras recorrer los acantilados de la Cuerda la Chacona y tras pasar por la Torre del Pirulico, la cala de su mismo nombre y la Cala del Sombrerico. Presenta un aparcamiento en sus cercanías. Al igual que las anteriores presenta una belleza extraordinaria por los acantilados que la rodean, en ambos extremos de la misma, y que dan a distintos relieves espectaculares.

Presenta forma semicircular, con algo más de 250 metros de longitud y cerca de 12 metros en su zona más ancha. No tiene ningún tipo de servicios y presenta un nivel de ocupación bajo, aunque los fines de semana de los meses estivales puede ser medio/alto. Presenta aguas cristalinas y tranquilas óptimas para la práctica de buceo y submarinismo.

Paseando por su extremos contemplaremos distintos relieves producidos por la erosión marina en los acantilados, y en el extremo norte diferentes isletas y rocas junto a los acantilados, de la que sobresale "el sombrerico".

A partir de ésta podremos continuar, a pie,  por la línea de costa, atravesando diferentes acantilados (con algunos pasos complicados), dunas fósiles y pequeñas calas hasta alcanzar las calas que constituyen la más suroccidental del municipio, Cala de la Granatilla.

El Sombrerico Roca en la Cala de los Bordonares

Comentarios Facebook