Castillo de Guardias Viejas

Castillo de Guardias Viejas

Se encuentra situado en un rellano al sur del cerro Morrón, escasamente a 33 metros sobre el nivel del mar.

Se trata de una fortaleza militar mandada construir por Carlos III para la defensa del litoral granadino y almeriense, haya por el año 1769. Tras la guerra de independencia española, entre los años 1.808 y 1814, se encontraba en un estado de ruina tras los intentos de destruirla para no ser usada por los enemigos. Posteriormente, en 1817 se volvió a reconstruir, siendo restaurado en 1980 que es como actualmente lo encontramos. Se encargaba del control desde Punta Entinas, de la Ensenada de San Miguel y de la playa de Balerma y Balanegra.

Entrada al Castillo de Guardias Viejas

Al igual que otros castillos-fortalezas presentan unas características comunes, en este caso tiene gran parecido con los Castillos de San Ramón (Rodalquilar) y de San Felipe (Los Escullos), ambos en el término municipal de Níjar. La puerta de acceso se encuentra mirando hacia la tierra, con planta cuadrangular alrededor de un patio de armas, mientras que hacia el mar, en una meseta con forma semicircular se disponían los 4 cañones de gran calibre. Presentaba un foso delante de la puerta principal que se pasaba a través de un pequeño puente levadizo.

Se accede fácilmente por la carretera que une las pedanías de Baños de Guardias Viejas con Matagorda tomando otra que asciende a la urbanización Paraíso al Mar y que nos sitúa en un parking, a escasos metros de la entrada al mismo.

Está declarado desde 1985 Bien de Interés Cultural (Monumento). Actualmente se usa para diversas actividades culturales además de albergar unas exposiciones permanentes sobre Fortalezas Costeras y de antiguo Vestuario y Armamento Militar.

Castillo de Guardias Viejas

Comentarios Facebook

Castillo de Guardias Viejas

Castillo de Guardias Viejas

Se encuentra situado en un rellano al sur del cerro Morrón, escasamente a 33 metros sobre el nivel del mar.

Se trata de una fortaleza militar mandada construir por Carlos III para la defensa del litoral granadino y almeriense, haya por el año 1769. Tras la guerra de independencia española, entre los años 1.808 y 1814, se encontraba en un estado de ruina tras los intentos de destruirla para no ser usada por los enemigos. Posteriormente, en 1817 se volvió a reconstruir, siendo restaurado en 1980 que es como actualmente lo encontramos. Se encargaba del control desde Punta Entinas, de la Ensenada de San Miguel y de la playa de Balerma y Balanegra.

Entrada al Castillo de Guardias Viejas

Al igual que otros castillos-fortalezas presentan unas características comunes, en este caso tiene gran parecido con los Castillos de San Ramón (Rodalquilar) y de San Felipe (Los Escullos), ambos en el término municipal de Níjar. La puerta de acceso se encuentra mirando hacia la tierra, con planta cuadrangular alrededor de un patio de armas, mientras que hacia el mar, en una meseta con forma semicircular se disponían los 4 cañones de gran calibre. Presentaba un foso delante de la puerta principal que se pasaba a través de un pequeño puente levadizo.

Se accede fácilmente por la carretera que une las pedanías de Baños de Guardias Viejas con Matagorda tomando otra que asciende a la urbanización Paraíso al Mar y que nos sitúa en un parking, a escasos metros de la entrada al mismo.

Está declarado desde 1985 Bien de Interés Cultural (Monumento). Actualmente se usa para diversas actividades culturales además de albergar unas exposiciones permanentes sobre Fortalezas Costeras y de antiguo Vestuario y Armamento Militar.

Castillo de Guardias Viejas

Comentarios Facebook