Laguna Fuente de Piedra

animación de la situacion de fuente de piedra

sendero las albinas desde el centro de visitantes jose antonio valverde

Reserva Natural Laguna Fuente de Piedra

Es la zona más importante de asentamiento del flamenco común en la Península Ibérica y uno de los enclaves básicos dentro de las zonas húmedas del Mediterráneo occidental.

SITUACIÓN

Se encuentra situada dentro del término municipal de igual nombre, en una zona conocida como Hoya del Navazo. Se trata de un paraje de suaves colinas con una media de altitud de 400 m siendo sus coordenadas 37 grados 6 minutos 13 segundos, latitud norte, y 4 grados 44 minutos 48 segundos, latitud oeste.

mapa de la localización de fuente de piedra y de la laguna en andalucia

Su extensión es de 1.554 Ha., siendo la de la zona periférica que la rodea de 6.689 Ha. Tiene forma elíptica, siendo su eje mayor de 6,5 km. dirección noreste-suroeste y su eje menor de 2,5 km. dirección noroeste-sureste.

Si el nivel de lluvias es el adecuado la laguna alcanza una superficie de 1.300 Ha, con una profundidad del agua de hasta 2 metros. En caso contrario, la profundidad no supera los 40-50 centímetros.

Dentro de la laguna existen diques y espigones artificiales, destacando el espigón central que lo recorre longitudinalmente desde el sur hasta casi el centro geográfico. Aproximadamente a mitad de este espigón sale una ramificación dirección este y, por el noroeste podemos observar 14 brazos paralelos entre sí.

Próximas a la laguna existen diversas pequeñas lagunas, provistas de varios observatorios que nos permitirán contemplar diferentes aves a una distancia muy cercana.

HISTORIA

La Laguna de Fuente de Piedra no ha presentado siempre el aspecto actual. En el siglo XVIII fue explotada como salina, lo que originó el asentamiento del flamenco. A finales del siglo XIX, se diseñó un sistema para su desagüe, que además recogía las aportaciones de los ríos cercanos con dirección al Arroyo de las Tinajas. El objetivo no era otro que la desecación de la laguna para aprovechar los componentes salinos.

La explotación salina dejó de funcionar sobre el año 1950, lo cual fue tremendamente positivo para los flamencos, ya que favoreció su asentamiento aprovechando para sus nidos los diques, acequias e islotes construidos. Además los sistemas de evacuación de agua fueron desapareciendo y el caudal de la laguna ascendió notablemente.

En 1964 D. José Antonio Valverde publicó en la revista Ardeola el primer artículo sobre el asentamiento del flamenco en Fuente de Piedra, pasando ésta, desde entonces, por distintas fases hasta obtener la catalogación de Reserva Natural.

HIDROLOGÍA

La cuenca de recepción de agua de la laguna abarca 15.000 Ha, aunque la mayoría de arroyos que la surten son de escaso caudal. Este es el motivo por el que la dependencia de las precipitaciones acuosas es muy alta.

También existe un sistema acuífero que aporta aguas mineralizadas, como el Arroyo Santillán que entra por el norte o el Arroyo del Charcón que desemboca desde el este. Desde el sur el Arroyo de las Tinajas aporta algo de agua y la parte oeste la cubren el Arroyo de los Arenales y el Arroyo de Mari-Fernández.

Son distintas inundaciones las que sufre la laguna a lo largo del año. Con las primeras lluvias de otoño se llena la zona desecada en el verano, momento de máxima salinidad de la laguna. A esto hay que sumar el agua aportada por efecto de la escorrentía, con lo que la inundación va en notable aumento.

Con las lluvias del otoño y del invierno la salinidad del agua disminuye favoreciendo la llegada de aves invernantes. En primavera con la escasez de lluvias comienza la pérdida de agua. Durante los meses de Enero y Febrero comienzan a llegar los flamencos, que desarrollarán su actividad reproductora hasta el mes de Agosto.

Con la llegada del verano se produce la evaporación que acabará con la desecación de la laguna durante aproximadamente 2 meses.

observatorio de la vicaría, al final del sendero las albinas

FLORA

La acción del hombre ha alterado los alrededores de la laguna, básicamente el uso agrícola de las tierras cercanas a ésta. Predomina el olivar (Olea europea) así como diversos cereales como la avena, la cebada y el trigo.

La vegetación está condicionada a la cercanía al vaso de la laguna. Arbóreamente destaca el taraje (Tamarix africana y Tamarix canariensis) en la zona oeste.

Las especies halófilas, altamente resistentes a la sequía y la salinidad, ocupan todos los terrenos emergidos de la laguna, tanto en la periferia como en el interior de la misma.

Dentro de este grupo se encuentran Arthorcnemun sp., Frankenia pulverulenta, Parapholis incurva, Spergularia nicaeensis y Suaeda vera.

Además de las anteriores, también se han hallado las siguientes algas: Chara áspera, Chara canescens, Chara vulgaris y Tolypella hispanica, cuando las condiciones de inundación son adecuadas.

FAUNA

Las especiales condiciones de la Laguna, sobre todo la alta salinidad, no favorecen el asentamiento de anfibios, reptiles o mamíferos, aún así, se han citado 8 especies de anfibios, 13 de reptiles y 18 de mamíferos.

Los anfibios encontrados en ésta han sido: gallipato (Pleurodeles walt); sapillo moteado (Pelodytes puntatus) y pintojo (Discoglossus pictus); sapo común (Bufo bufo), de espuelas (Pelobates cultripes); rana común (Rana ridibunda) y ranita meridional (Hyla meridionalis). La mayor parte están en arroyos periféricos y zonas de baja salinidad en los alrededores de la laguna.

En cuanto a reptiles el recuento es un poco más numeroso, podemos hallar: culebra acuática viperina (Natrix maura), bastarda (Malpolon monspessulanus), de collar (Natrix natrix), de escalera (Elaphe scalaris), y de herradura (Coluber hippocrepis); culebrilla ciega (Blanus cinereus); eslizón tridáctilo (Chalcides chalcides); galápago leproso (Mauremys caspica); lagartija cenicienta (Psammodromus hispanicus) e ibérica (Podarcis hispanica); lagarto ocelado (Lacerta lepida) y salamanquesa común (Tarentola mauritanica).

Los mamíferos más importantes de la zona son los carnívoros, aunque sean minoritarios en la zona, ya que la mayoría son roedores y lagomorfos. Fundamentalmente encontraremos conejos (Oryctolagus cunicus) y liebres (Lepus capensis), beneficiados por la prohibición de cazar en el interior de la Reserva Natural, así como varias especies de ratas y ratones de campo. En cuanto a carnívoros se han citado: comadreja (Mustela nivalis), gineta (Genetta genetta), tejón (Meles meles), turón común (Mustela putorius) y zorro común (Vulpes vulpes).

En cuanto a las aves podemos decir que representan el grupo de vertebrados más importante, pudiendo encontrar hasta 170 especies, destacando entre ellas las acuáticas, las cuales, varían en número de un año para otro en función del nivel de agua de la misma.

Las limícolas representan el 50% del total de especies a lo largo del año. A continuación tenemos las anátidas (patos y similares) que permanecen durante los 6 primeros meses del año. Igualmente cabe reseñar la presencia a lo largo del año de gaviotas, garzas y fochas. Además se ha citado la presencia de la grulla común (Grus grus) entre octubre y marzo, así como una importante colonia de pagazas piconegras (Gelochelidon nilotica) en los meses de junio y julio. Asimismo se encuentra la cigüeña blanca (Ciconia ciconia) y ocasionalmente la cigüeña negra (Ciconia nigra).

cartel de los principales aves que podemos contemplar en la reserva

FLAMENCO

Por encima de todas las especies anteriormente citadas está el flamenco (Phoenicopterus ruber roseus), que utiliza la Laguna de Fuente de Piedra como el único espacio en toda la Península Ibérica para su reproducción, siendo compartida esta función con la Laguna de la Camargue en Francia en lo que sería todo el Mediterráneo occidental, donde la población se estima entre 60.000-70.000 ejemplares repartidos entre España, Francia y el Magreb.

Mencionados por primera vez por José Antonio Valverde en 1964 fue a partir de 1985 cuando se empezaron a anillar determinados ejemplares para estudiar su comportamiento. El flamenco llega a Fuente de Piedra con las primeras lluvias del invierno pero en un número no superior a 1.000-2.000 ejemplares, cantidad muy inferior a la época de cría, pues en esta fase se reparten por otras zonas húmedas. Durante los meses de febrero-marzo llegan a la laguna para la fase reproductora entre 8.000-10.000 ejemplares. A los pocos días de la llegada comienza el ritual del cortejo y después la cópula. Será inmediatamente después cuando la pareja inicia la construcción del nido, ya que en unas 4 semanas nacerá la cría. Eso será entre mediados de abril y mediados de junio. La colonia suele asentarse en el dique central de la laguna, reconstruido en varias ocasiones para facilitarle la reproducción a los flamencos.

Casi todas las crías nacen al mismo tiempo, van abandonando el nido progresivamente y son dejados por los padres en una especie de guardería vigilados por otros ejemplares mientras ellos se desplazan a otros humedales en busca de alimento, llegando incluso a Doñana para ello. Los 100 primeros días de vida del pollo los padres alimentan a las crías con una papilla regurgitada y luego depositada en el pico de sus polluelos.

Los pollos vuelan a los 75-80 días de nacer, durante los meses de julio y agosto crecen en tamaño y fuerza y al final del verano cuando se deseca la laguna se marchan para posiblemente volver tras las lluvias otoñales.

Comentarios Facebook

Laguna Fuente de Piedra

animación de la situacion de fuente de piedra

sendero las albinas desde el centro de visitantes jose antonio valverde

Reserva Natural Laguna Fuente de Piedra

Es la zona más importante de asentamiento del flamenco común en la Península Ibérica y uno de los enclaves básicos dentro de las zonas húmedas del Mediterráneo occidental.

SITUACIÓN

Se encuentra situada dentro del término municipal de igual nombre, en una zona conocida como Hoya del Navazo. Se trata de un paraje de suaves colinas con una media de altitud de 400 m siendo sus coordenadas 37 grados 6 minutos 13 segundos, latitud norte, y 4 grados 44 minutos 48 segundos, latitud oeste.

mapa de la localización de fuente de piedra y de la laguna en andalucia

Su extensión es de 1.554 Ha., siendo la de la zona periférica que la rodea de 6.689 Ha. Tiene forma elíptica, siendo su eje mayor de 6,5 km. dirección noreste-suroeste y su eje menor de 2,5 km. dirección noroeste-sureste.

Si el nivel de lluvias es el adecuado la laguna alcanza una superficie de 1.300 Ha, con una profundidad del agua de hasta 2 metros. En caso contrario, la profundidad no supera los 40-50 centímetros.

Dentro de la laguna existen diques y espigones artificiales, destacando el espigón central que lo recorre longitudinalmente desde el sur hasta casi el centro geográfico. Aproximadamente a mitad de este espigón sale una ramificación dirección este y, por el noroeste podemos observar 14 brazos paralelos entre sí.

Próximas a la laguna existen diversas pequeñas lagunas, provistas de varios observatorios que nos permitirán contemplar diferentes aves a una distancia muy cercana.

HISTORIA

La Laguna de Fuente de Piedra no ha presentado siempre el aspecto actual. En el siglo XVIII fue explotada como salina, lo que originó el asentamiento del flamenco. A finales del siglo XIX, se diseñó un sistema para su desagüe, que además recogía las aportaciones de los ríos cercanos con dirección al Arroyo de las Tinajas. El objetivo no era otro que la desecación de la laguna para aprovechar los componentes salinos.

La explotación salina dejó de funcionar sobre el año 1950, lo cual fue tremendamente positivo para los flamencos, ya que favoreció su asentamiento aprovechando para sus nidos los diques, acequias e islotes construidos. Además los sistemas de evacuación de agua fueron desapareciendo y el caudal de la laguna ascendió notablemente.

En 1964 D. José Antonio Valverde publicó en la revista Ardeola el primer artículo sobre el asentamiento del flamenco en Fuente de Piedra, pasando ésta, desde entonces, por distintas fases hasta obtener la catalogación de Reserva Natural.

HIDROLOGÍA

La cuenca de recepción de agua de la laguna abarca 15.000 Ha, aunque la mayoría de arroyos que la surten son de escaso caudal. Este es el motivo por el que la dependencia de las precipitaciones acuosas es muy alta.

También existe un sistema acuífero que aporta aguas mineralizadas, como el Arroyo Santillán que entra por el norte o el Arroyo del Charcón que desemboca desde el este. Desde el sur el Arroyo de las Tinajas aporta algo de agua y la parte oeste la cubren el Arroyo de los Arenales y el Arroyo de Mari-Fernández.

Son distintas inundaciones las que sufre la laguna a lo largo del año. Con las primeras lluvias de otoño se llena la zona desecada en el verano, momento de máxima salinidad de la laguna. A esto hay que sumar el agua aportada por efecto de la escorrentía, con lo que la inundación va en notable aumento.

Con las lluvias del otoño y del invierno la salinidad del agua disminuye favoreciendo la llegada de aves invernantes. En primavera con la escasez de lluvias comienza la pérdida de agua. Durante los meses de Enero y Febrero comienzan a llegar los flamencos, que desarrollarán su actividad reproductora hasta el mes de Agosto.

Con la llegada del verano se produce la evaporación que acabará con la desecación de la laguna durante aproximadamente 2 meses.

observatorio de la vicaría, al final del sendero las albinas

FLORA

La acción del hombre ha alterado los alrededores de la laguna, básicamente el uso agrícola de las tierras cercanas a ésta. Predomina el olivar (Olea europea) así como diversos cereales como la avena, la cebada y el trigo.

La vegetación está condicionada a la cercanía al vaso de la laguna. Arbóreamente destaca el taraje (Tamarix africana y Tamarix canariensis) en la zona oeste.

Las especies halófilas, altamente resistentes a la sequía y la salinidad, ocupan todos los terrenos emergidos de la laguna, tanto en la periferia como en el interior de la misma.

Dentro de este grupo se encuentran Arthorcnemun sp., Frankenia pulverulenta, Parapholis incurva, Spergularia nicaeensis y Suaeda vera.

Además de las anteriores, también se han hallado las siguientes algas: Chara áspera, Chara canescens, Chara vulgaris y Tolypella hispanica, cuando las condiciones de inundación son adecuadas.

FAUNA

Las especiales condiciones de la Laguna, sobre todo la alta salinidad, no favorecen el asentamiento de anfibios, reptiles o mamíferos, aún así, se han citado 8 especies de anfibios, 13 de reptiles y 18 de mamíferos.

Los anfibios encontrados en ésta han sido: gallipato (Pleurodeles walt); sapillo moteado (Pelodytes puntatus) y pintojo (Discoglossus pictus); sapo común (Bufo bufo), de espuelas (Pelobates cultripes); rana común (Rana ridibunda) y ranita meridional (Hyla meridionalis). La mayor parte están en arroyos periféricos y zonas de baja salinidad en los alrededores de la laguna.

En cuanto a reptiles el recuento es un poco más numeroso, podemos hallar: culebra acuática viperina (Natrix maura), bastarda (Malpolon monspessulanus), de collar (Natrix natrix), de escalera (Elaphe scalaris), y de herradura (Coluber hippocrepis); culebrilla ciega (Blanus cinereus); eslizón tridáctilo (Chalcides chalcides); galápago leproso (Mauremys caspica); lagartija cenicienta (Psammodromus hispanicus) e ibérica (Podarcis hispanica); lagarto ocelado (Lacerta lepida) y salamanquesa común (Tarentola mauritanica).

Los mamíferos más importantes de la zona son los carnívoros, aunque sean minoritarios en la zona, ya que la mayoría son roedores y lagomorfos. Fundamentalmente encontraremos conejos (Oryctolagus cunicus) y liebres (Lepus capensis), beneficiados por la prohibición de cazar en el interior de la Reserva Natural, así como varias especies de ratas y ratones de campo. En cuanto a carnívoros se han citado: comadreja (Mustela nivalis), gineta (Genetta genetta), tejón (Meles meles), turón común (Mustela putorius) y zorro común (Vulpes vulpes).

En cuanto a las aves podemos decir que representan el grupo de vertebrados más importante, pudiendo encontrar hasta 170 especies, destacando entre ellas las acuáticas, las cuales, varían en número de un año para otro en función del nivel de agua de la misma.

Las limícolas representan el 50% del total de especies a lo largo del año. A continuación tenemos las anátidas (patos y similares) que permanecen durante los 6 primeros meses del año. Igualmente cabe reseñar la presencia a lo largo del año de gaviotas, garzas y fochas. Además se ha citado la presencia de la grulla común (Grus grus) entre octubre y marzo, así como una importante colonia de pagazas piconegras (Gelochelidon nilotica) en los meses de junio y julio. Asimismo se encuentra la cigüeña blanca (Ciconia ciconia) y ocasionalmente la cigüeña negra (Ciconia nigra).

cartel de los principales aves que podemos contemplar en la reserva

FLAMENCO

Por encima de todas las especies anteriormente citadas está el flamenco (Phoenicopterus ruber roseus), que utiliza la Laguna de Fuente de Piedra como el único espacio en toda la Península Ibérica para su reproducción, siendo compartida esta función con la Laguna de la Camargue en Francia en lo que sería todo el Mediterráneo occidental, donde la población se estima entre 60.000-70.000 ejemplares repartidos entre España, Francia y el Magreb.

Mencionados por primera vez por José Antonio Valverde en 1964 fue a partir de 1985 cuando se empezaron a anillar determinados ejemplares para estudiar su comportamiento. El flamenco llega a Fuente de Piedra con las primeras lluvias del invierno pero en un número no superior a 1.000-2.000 ejemplares, cantidad muy inferior a la época de cría, pues en esta fase se reparten por otras zonas húmedas. Durante los meses de febrero-marzo llegan a la laguna para la fase reproductora entre 8.000-10.000 ejemplares. A los pocos días de la llegada comienza el ritual del cortejo y después la cópula. Será inmediatamente después cuando la pareja inicia la construcción del nido, ya que en unas 4 semanas nacerá la cría. Eso será entre mediados de abril y mediados de junio. La colonia suele asentarse en el dique central de la laguna, reconstruido en varias ocasiones para facilitarle la reproducción a los flamencos.

Casi todas las crías nacen al mismo tiempo, van abandonando el nido progresivamente y son dejados por los padres en una especie de guardería vigilados por otros ejemplares mientras ellos se desplazan a otros humedales en busca de alimento, llegando incluso a Doñana para ello. Los 100 primeros días de vida del pollo los padres alimentan a las crías con una papilla regurgitada y luego depositada en el pico de sus polluelos.

Los pollos vuelan a los 75-80 días de nacer, durante los meses de julio y agosto crecen en tamaño y fuerza y al final del verano cuando se deseca la laguna se marchan para posiblemente volver tras las lluvias otoñales.

Comentarios Facebook