Interior de la Torre de la Vela

Interior de la Torre de la Vela

La Torre de la Vela está formada por 5 plantas, que se distribuyen desde la más baja utilizada como mazmorra y silo hasta la más alta que ocupa la terraza, intercalándose tres pisos entre ellas. Las plantas interiores han tenido diferentes usos, en el que destaca tras la conquista de los Reyes Católicos, la estancias para las personas que se dedicaban a realizar los toques de la campana situada en la terraza, y que ocupaban la última planta, bajo la terraza donde se encuentra la Campana, a la que se le conoce como “Casa La Velera”.

Columnas interores de la Torre de la Vela

Como ocurre con otras Torres de la Alhambra su base es maciza y conforme se gana altura las estancias interiores de las plantas se hacen más amplias para aligerar el peso y favorecer la estabilidad del mismo. En el interior encontraremos pilares de ladrillo y galerías abovedadas.

Boveda de la planta interior de la Torre de la Vela

Entrada a estancias de la Torre de la Vela Galeria de las plantas interiores de la Torre de la Vela

No se permite el paso a la Calle-Foso, ni al Baluarte defensivo o Revellín, pero si podremos acceder a su interior, alcanzando la segunda planta para ascender a través de 52 escaleras hasta la terraza de la Torre, no pudiendo visitar ninguna de las otras plantas de la Torre, con la entrada ordinaria de la Alcazaba.

Escaleras de acceso a la terraza de la Torre de la Vela Detalle escaleras para acceder a la terraza de la Torre de la Vela
Escaleras de la Torre de la Vela Terraza de la Torre de la Vela

Por lo tanto no podremos visitar ni las mazmorras y ni el primer piso, y la tercera planta únicamente en algunas de las actividades y programas que el Patronato de la Alhambra y el Generalife permite realizarla (Casa de la Velera). Tras acceder a la segunda planta subiremos hasta la Terraza por las escaleras. Éstas se encuentran reformadas tras la conquista cristiana y son mucho más anchas que la que originalmente daba acceso a la terraza.

Plaza de Armas desde la Torre de la Vela Interior de la Torre de la Vela

Una vez en ésta nos encontramos con unas de las vistas más espectaculares sobre la ciudad de Granada, además de los Barrios del Albaycín y el Sacromonte, y que nos servirá para comprender el valor estratégico del emplazamiento donde nos encontramos.

Independientemente de las citadas vistas podremos contemplar las Sierras que rodean la Vega de Granada, donde se encuentra ubicada la capital y los distintos cerros, en muchos de los cuales se ubicaban pequeñas torres que servían para el sistema defensivo que se utilizaba en la época. Desde las altas cumbres de Sierra Nevada, la Sierra de la Almijara con la mole de La Maroma, hasta Sierra Elvira e incluso la Sierra de Moclín, en cuya cumbre además divisaremos su Castillo.

Entrada a la Torre de la Vela

La terraza hasta el siglo XVI estaba formada por almenas, y tras el paso del tiempo y los diferentes seísmos, principalmente un terremoto en 1522, fueron destruidas. Para algunos historiadores partes de ellas corresponden con los restos situados encima del Aljibe de las Plaza de Armas y que podremos contemplar antes de acceder a la puerta que nos permite adentrarnos en su interior.

Hipotéticos restos de las almenas de la Torre de la Vela Posibles restos de las almenas de la Torre de la Vela

Comentarios Facebook

Interior de la Torre de la Vela

Interior de la Torre de la Vela

La Torre de la Vela está formada por 5 plantas, que se distribuyen desde la más baja utilizada como mazmorra y silo hasta la más alta que ocupa la terraza, intercalándose tres pisos entre ellas. Las plantas interiores han tenido diferentes usos, en el que destaca tras la conquista de los Reyes Católicos, la estancias para las personas que se dedicaban a realizar los toques de la campana situada en la terraza, y que ocupaban la última planta, bajo la terraza donde se encuentra la Campana, a la que se le conoce como “Casa La Velera”.

Columnas interores de la Torre de la Vela

Como ocurre con otras Torres de la Alhambra su base es maciza y conforme se gana altura las estancias interiores de las plantas se hacen más amplias para aligerar el peso y favorecer la estabilidad del mismo. En el interior encontraremos pilares de ladrillo y galerías abovedadas.

Boveda de la planta interior de la Torre de la Vela

Entrada a estancias de la Torre de la Vela Galeria de las plantas interiores de la Torre de la Vela

No se permite el paso a la Calle-Foso, ni al Baluarte defensivo o Revellín, pero si podremos acceder a su interior, alcanzando la segunda planta para ascender a través de 52 escaleras hasta la terraza de la Torre, no pudiendo visitar ninguna de las otras plantas de la Torre, con la entrada ordinaria de la Alcazaba.

Escaleras de acceso a la terraza de la Torre de la Vela Detalle escaleras para acceder a la terraza de la Torre de la Vela
Escaleras de la Torre de la Vela Terraza de la Torre de la Vela

Por lo tanto no podremos visitar ni las mazmorras y ni el primer piso, y la tercera planta únicamente en algunas de las actividades y programas que el Patronato de la Alhambra y el Generalife permite realizarla (Casa de la Velera). Tras acceder a la segunda planta subiremos hasta la Terraza por las escaleras. Éstas se encuentran reformadas tras la conquista cristiana y son mucho más anchas que la que originalmente daba acceso a la terraza.

Plaza de Armas desde la Torre de la Vela Interior de la Torre de la Vela

Una vez en ésta nos encontramos con unas de las vistas más espectaculares sobre la ciudad de Granada, además de los Barrios del Albaycín y el Sacromonte, y que nos servirá para comprender el valor estratégico del emplazamiento donde nos encontramos.

Independientemente de las citadas vistas podremos contemplar las Sierras que rodean la Vega de Granada, donde se encuentra ubicada la capital y los distintos cerros, en muchos de los cuales se ubicaban pequeñas torres que servían para el sistema defensivo que se utilizaba en la época. Desde las altas cumbres de Sierra Nevada, la Sierra de la Almijara con la mole de La Maroma, hasta Sierra Elvira e incluso la Sierra de Moclín, en cuya cumbre además divisaremos su Castillo.

Entrada a la Torre de la Vela

La terraza hasta el siglo XVI estaba formada por almenas, y tras el paso del tiempo y los diferentes seísmos, principalmente un terremoto en 1522, fueron destruidas. Para algunos historiadores partes de ellas corresponden con los restos situados encima del Aljibe de las Plaza de Armas y que podremos contemplar antes de acceder a la puerta que nos permite adentrarnos en su interior.

Hipotéticos restos de las almenas de la Torre de la Vela Posibles restos de las almenas de la Torre de la Vela

Comentarios Facebook