Puerta del Vino

Puerta del Vino nevada

Aunque la Puerta del Vino no es una puerta para acceder al recinto amurallado de la Alhambra se trata de una Puerta interior para controlar el paso de las personas que accedían por la Puerta de las Armas y la Puerta de la Justicia hacia la calle Real que recorría la Medina de la Alhambra, y que accedía a una gran explanada junto a la Mezquita Mayor de la Alhambra (ocupada actualmente por la Iglesia Santa María de la Alhambra).

La Puerta del Vino anocheciendo Atardeciendo en la Puerta del Vino

Está considerada como una de las construcciones más antiguas de la Alhambra y el Generalife, pero se cree que a finales del siglo XVI tuvo que realizarse una amplia reedificación ante el lamentable estado en el que se encontraba.

Se atribuye su construcción a Muhammad III, aunque sufrió distintas modificaciones, principalmente decorativas, en las portadas de acceso de la misma, durante el reinado de Muhammad V, que situó en la puerta exterior (la más cercana a la Alcazaba), encima de la misma, una cenefa de yesería epigráfica atribuyéndose la auditoría de la construcción de la puerta, como también realizó en otros lugares del Recinto Monumental.

Portada Externa de la Puerta del Vino

Al contrario que otras puertas, con un marcado carácter defensivo, en recodo, ésta es en línea recta. 

Está formada hasta la altura del dintel por mampostería entre hileras de ladrillos, mientras que a partir de éste sólo aparecen ladrillos por lo que se puede considerar, el piso superior, como un posterior añadido a la antigua Puerta del Vino. Presenta una planta superior con ventanas hacia los dos lados de las puertas y está adosada, por el sur, a varias casas y edificaciones.

Hacia el norte, como se puede ver en grabados del principios del XIX, los habitantes del piso superior, agregaron una ventana que posteriormente se cerró y que podemos contemplar en las reformas con ladrillo que se realizaron posteriormente.

Detalle lateral de la Ventana tapiada de la Puerta del Vino

Por suerte no se realizó el inicial proyecto de la construcción del Palacio de Carlos V, incluyéndose la zona donde se encuentra ubicada, y que suponía la destrucción de la misma, por lo que ha permanecido hasta nuestros días. 

Junto a esta puerta y por la calle del foso que parte desde la Puerta de la Justicia se encontraba la Puerta Real, demolida por el mal estado en el que se encontraba, en el siglo XVI, y que permitía acceder a la explanada, hoy ocupada por la Plaza del Aljibe.

Antiguamente se encontraba inmersa en distintas construcciones y murallas en la zona, y aunque actualmente se ubica alejada de otros elementos importantes del monumento, sigue manteniendo su utilidad como Puerta, ya que es paso obligado para comunicar la Placeta de Carlos V, los Palacios, el Partal y la Medina bien con la Plaza de los Aljibes y la Alcazaba o bien con la Puerta de la Justicia y la Cuesta de Gomérez camino a la Ciudad de Granada.

Atravesando la Puerta del Vino Detalle de la portada interior de la Puerta del Vino

Se puede visitar y atravesar, sin necesidad de ticket para visitar el Conjunto Monumental, ya que se encuentra en una zona de libre acceso y que nos permite, junto al Palacio de Carlos V; los Museos que éste alberga; la Puerta de la Justicia y la Plaza de los Aljibes, disfrutar de una espectacular ruta por el exterior del Recinto Monumental sin necesidad de acceder a ninguna de las zonas interiores del mismo.

Hasta cerca de la mitad del siglo XX se cerraba con una reja impidiendo el paso por el interior, que se quitaron tras las diferentes restauraciones realizadas en la zona donde se encuentra la puerta en 1923. Últimamente, ya en este siglo XXI, se le han realizado una profunda restauración, tanto en su interior como en su portada interna.

Portada exterior de la Puerta del Vino Puerta del Vino desde el antiguo acceso a la Alcazaba de la Alhambra

Hay diferentes versiones sobre el nombre de esta Puerta: la mayoría lo toman a raíz de que no se podía acceder al interior del recinto con vino por lo que debían depositarlo y pagar impuestos para poder acceder con él; mientras que otros lo toman por venderse vino en la misma durante la época cristiana. Otra teoría corresponde al identificar esta puerta como la Bib al-Hamra (puerta roja) tras mal interpretar su nombre como Bib al-Jamra (puerta del vino).

Detalle albanega de la Portada Interior de la Puerta del Vino Detalle azulejo en la Puerta del Vino

Como parte de la historia, y tras los escritos del visir Ibn al-Jatib, esta puerta fue usada para exponer el cadáver del Don Pedro de Castilla, tras la batalla de Sierra Elvira, el 20 de febrero de 1319.

Por último comentar la existencia de un silo, usado principalmente para almacenar grano, aunque también fue utilizado como mazmorra, como otros muchos en el Recinto Monumental, y donde se encontraron numerosos restos cerámicos, de hierro y de cuero, que podemos contemplar en exposiciones específicas en el Museo de la Alhambra.

Silo junto a la Puerta del Vino

Tecleando en los siguientes enlaces acceder a otros contenidos sobre la Puerta del Vino

Accesos a los Contenidos de la Portada Exterior de la Puerta del Vino Accesos a los Contenidos del Interior de la Puerta del Vino Accesos a los Contenidos de la Portada Interior de la Puerta del Vino

PORTADA

EXTERIOR

INTERIOR

PORTADA

INTERIOR

Comentarios Facebook

Puerta del Vino

Puerta del Vino nevada

Aunque la Puerta del Vino no es una puerta para acceder al recinto amurallado de la Alhambra se trata de una Puerta interior para controlar el paso de las personas que accedían por la Puerta de las Armas y la Puerta de la Justicia hacia la calle Real que recorría la Medina de la Alhambra, y que accedía a una gran explanada junto a la Mezquita Mayor de la Alhambra (ocupada actualmente por la Iglesia Santa María de la Alhambra).

La Puerta del Vino anocheciendo Atardeciendo en la Puerta del Vino

Está considerada como una de las construcciones más antiguas de la Alhambra y el Generalife, pero se cree que a finales del siglo XVI tuvo que realizarse una amplia reedificación ante el lamentable estado en el que se encontraba.

Se atribuye su construcción a Muhammad III, aunque sufrió distintas modificaciones, principalmente decorativas, en las portadas de acceso de la misma, durante el reinado de Muhammad V, que situó en la puerta exterior (la más cercana a la Alcazaba), encima de la misma, una cenefa de yesería epigráfica atribuyéndose la auditoría de la construcción de la puerta, como también realizó en otros lugares del Recinto Monumental.

Portada Externa de la Puerta del Vino

Al contrario que otras puertas, con un marcado carácter defensivo, en recodo, ésta es en línea recta. 

Está formada hasta la altura del dintel por mampostería entre hileras de ladrillos, mientras que a partir de éste sólo aparecen ladrillos por lo que se puede considerar, el piso superior, como un posterior añadido a la antigua Puerta del Vino. Presenta una planta superior con ventanas hacia los dos lados de las puertas y está adosada, por el sur, a varias casas y edificaciones.

Hacia el norte, como se puede ver en grabados del principios del XIX, los habitantes del piso superior, agregaron una ventana que posteriormente se cerró y que podemos contemplar en las reformas con ladrillo que se realizaron posteriormente.

Detalle lateral de la Ventana tapiada de la Puerta del Vino

Por suerte no se realizó el inicial proyecto de la construcción del Palacio de Carlos V, incluyéndose la zona donde se encuentra ubicada, y que suponía la destrucción de la misma, por lo que ha permanecido hasta nuestros días. 

Junto a esta puerta y por la calle del foso que parte desde la Puerta de la Justicia se encontraba la Puerta Real, demolida por el mal estado en el que se encontraba, en el siglo XVI, y que permitía acceder a la explanada, hoy ocupada por la Plaza del Aljibe.

Antiguamente se encontraba inmersa en distintas construcciones y murallas en la zona, y aunque actualmente se ubica alejada de otros elementos importantes del monumento, sigue manteniendo su utilidad como Puerta, ya que es paso obligado para comunicar la Placeta de Carlos V, los Palacios, el Partal y la Medina bien con la Plaza de los Aljibes y la Alcazaba o bien con la Puerta de la Justicia y la Cuesta de Gomérez camino a la Ciudad de Granada.

Atravesando la Puerta del Vino Detalle de la portada interior de la Puerta del Vino

Se puede visitar y atravesar, sin necesidad de ticket para visitar el Conjunto Monumental, ya que se encuentra en una zona de libre acceso y que nos permite, junto al Palacio de Carlos V; los Museos que éste alberga; la Puerta de la Justicia y la Plaza de los Aljibes, disfrutar de una espectacular ruta por el exterior del Recinto Monumental sin necesidad de acceder a ninguna de las zonas interiores del mismo.

Hasta cerca de la mitad del siglo XX se cerraba con una reja impidiendo el paso por el interior, que se quitaron tras las diferentes restauraciones realizadas en la zona donde se encuentra la puerta en 1923. Últimamente, ya en este siglo XXI, se le han realizado una profunda restauración, tanto en su interior como en su portada interna.

Portada exterior de la Puerta del Vino Puerta del Vino desde el antiguo acceso a la Alcazaba de la Alhambra

Hay diferentes versiones sobre el nombre de esta Puerta: la mayoría lo toman a raíz de que no se podía acceder al interior del recinto con vino por lo que debían depositarlo y pagar impuestos para poder acceder con él; mientras que otros lo toman por venderse vino en la misma durante la época cristiana. Otra teoría corresponde al identificar esta puerta como la Bib al-Hamra (puerta roja) tras mal interpretar su nombre como Bib al-Jamra (puerta del vino).

Detalle albanega de la Portada Interior de la Puerta del Vino Detalle azulejo en la Puerta del Vino

Como parte de la historia, y tras los escritos del visir Ibn al-Jatib, esta puerta fue usada para exponer el cadáver del Don Pedro de Castilla, tras la batalla de Sierra Elvira, el 20 de febrero de 1319.

Por último comentar la existencia de un silo, usado principalmente para almacenar grano, aunque también fue utilizado como mazmorra, como otros muchos en el Recinto Monumental, y donde se encontraron numerosos restos cerámicos, de hierro y de cuero, que podemos contemplar en exposiciones específicas en el Museo de la Alhambra.

Silo junto a la Puerta del Vino

Tecleando en los siguientes enlaces acceder a otros contenidos sobre la Puerta del Vino

Accesos a los Contenidos de la Portada Exterior de la Puerta del Vino Accesos a los Contenidos del Interior de la Puerta del Vino Accesos a los Contenidos de la Portada Interior de la Puerta del Vino

PORTADA

EXTERIOR

INTERIOR

PORTADA

INTERIOR

Comentarios Facebook