Puerta de los Siete Suelos

Portada Exterior de la Puerta de los Siete Suelos

La Puerta de los Siete Suelos está situada en la zona alta del flanco sur de la muralla que rodea el Conjunto Monumental de la Alhambra, insertada en la Torre del mismo nombre.

Baluarte y Torre de los Siete Suelos

Se mandó construir durante el reinado de Yusuf I y permitía acceder directamente a la zona alta al barrio artesano, la Medina, que abastecía a la corte palatina.

Puerta de los Siete Suelos o Bab al-Gudur

Tomó el nombre de Bab al-Gudur aunque también se la denominó Puerta de los Pozos o Puerta de las Albercas. Una vez en su interior, en la meseta de la Medina y en las cercanías de las ruinas del Palacio de Almotacén, existen gran cantidad de silos y pozos de donde proviene su antiguo nombre. El nombre actual viene dado, como no, por una de las leyendas que recogió Washington Irving en sus famosos Cuentos de la Alhambra: “El legado del moro”, y que trataremos en otro apartado.

Pozo junto a la Puerta de los Pozos o de los Siete Suelos Puerta interior de los Siete Suelos y detalle Pozo

Únicamente se puede acceder a ella cuando el Patronato de la Alhambra y el Generalife programa actividades para su visita.

Accediendo por la Puerta interior de la Puerta de los Siete Suelos Atravesando la Puerta exterior de la Puerta de los Siete Suelos

Aunque si podremos ver su Puerta interior al recorrer el Paseo de los Cipreses en la Medina, camino del Generalife o por la misma dirección a la Calle Real Alta camino a la Placeta de Carlos V.

Oculta a la Vista la Puerta por el Baluarte Defensivo de la Torre de los Siete Suelos

El Baluarte defensivo, ya en el exterior del Conjunto Amurallado, tapa completamente la visión de la Puerta exterior, pudiendo únicamente observar su parte más alta, y siempre y cuando los árboles que la rodean no estén muy altos, desde algunos tramos del Paseo del Generalife e incluso desde la pequeña plaza donde se encuentra la Fuente del Pimiento.

Vista de parte de la Puerta Exterior desde la Fuente del Pimiento

Se edificó sobre otra puerta antigua más pequeña y se la dotó de una torre que la envuelve con forma de U, encontrándose la Puerta exterior en la zona interior, favoreciendo la defensa de la misma, desde la terraza de la torre.

Planta de la Puerta de los Siete Suelos

Años después de la conquista de los Reyes Católicos, durante el siglo XVI, se la dotó de un baluarte defensivo, tapándola completamente de la visión y cambiando la fisonomía de la misma. Pero el mayor cambió que se produjo en 1812 tras su voladura por la tropas francesas, antes de abandonar la Alhambra, produciéndose la destrucción de gran parte de la muralla y de la mayoría de las Torres de este sector.

Zona interior, en la Medina, de la Puerta y Torre de los Siete Suelos

Posteriormente, a mediados del siglo XX, fue reconstruida por Francisco Prieto Moreno, tanto la puerta exterior, parte del interior de la misma y la zona alta de las Torres que quedaron totalmente destruidas. Gracias a dibujos y grabados antiguos se pudo reconstruir, con la mayor exactitud posible, cada una de ellas.

Cancela de Entrada al Baluarte y a la Puerta externa de la Puerta de los Siete Suelos

Hay multitud de lugares en la Alhambra que son conocidos por sus leyendas, siendo el conjunto formado por la Torre, la Puerta y el Baluarte de los Siete Suelos uno de los sitios donde han proliferado más gran cantidad de ellas y han ocurrido diferentes hechos que, ciertos o no, han llegado hasta nuestros días.

Postigo exterior de la Puerta de los Siete Suelos Postigo oculto entre el Bosque junto al Paseo del Generalife

En las explanadas de sus alrededores se celebraban desfiles militares en tiempos árabes, mientras que tras la reconquista pasó a ser elegido el lugar para realizar torneos. También se produjeron diferentes batallas y duras contiendas pero por el echo por el que más se la conoce, aunque a ciencia cierta no se sabe con exactitud, fue por ser el lugar por donde salió Boabdil al encuentro del Rey Fernando el Católico el 2 de enero de 1492, para entregarle las llaves de la ciudad, en la explanada del Violón, junto a la Ermita de San Sebastián.

Atardeciendo en la Puerta de los Siete Suelos Parte de la Puerta de los Siete Suelos desde la Fuente del Pimiento

Cuenta la tradición que Boabdil pidió que se cerrara para siempre esa puerta y el postigo de la muralla cercano a la misma, para que no se pudiera usar jamás. En diferentes grabados de la época aparecen las siguientes indicaciones “Porta Castril Granatensis Samper clausa ” junto a la imagen de la Torre.

Torre de los Siete Suelos

Además se tiene constancia, según datos de los Archivos de la Alhambra, que en 1747 fue tapiada; posteriormente, en 1812, sufrió su destrucción casi completa tras voladuras francesas; durante los años 1950 y 1960 se reconstruyó tanto la Puerta como la Torre; mientras que por último, ya en el siglo XXI se restauró completamente la zona, incluyéndose tanto el interior del Baluarte como de la Puerta, pasando a incluirse en las zonas de especial protección, permitiéndolas visitar en diferentes actividades especiales programadas por el Patronato de la Alhambra y el Generalife.

Torre y Baluarte de los Siete Suelos desde el Paseo del Generalife

Tecleando en los siguientes enlaces podéis acceder a otros contenidos sobre esta Puerta

Puerta externa de la Puerta de los Siete Suelos Interior de la Puerta de los Siete Suelos Puerta Interna de la Puerta de los Siete Suelos
PUERTA EXTERIOR INTERIOR PUERTA INTERIOR

Comentarios Facebook

Puerta de los Siete Suelos

Portada Exterior de la Puerta de los Siete Suelos

La Puerta de los Siete Suelos está situada en la zona alta del flanco sur de la muralla que rodea el Conjunto Monumental de la Alhambra, insertada en la Torre del mismo nombre.

Baluarte y Torre de los Siete Suelos

Se mandó construir durante el reinado de Yusuf I y permitía acceder directamente a la zona alta al barrio artesano, la Medina, que abastecía a la corte palatina.

Puerta de los Siete Suelos o Bab al-Gudur

Tomó el nombre de Bab al-Gudur aunque también se la denominó Puerta de los Pozos o Puerta de las Albercas. Una vez en su interior, en la meseta de la Medina y en las cercanías de las ruinas del Palacio de Almotacén, existen gran cantidad de silos y pozos de donde proviene su antiguo nombre. El nombre actual viene dado, como no, por una de las leyendas que recogió Washington Irving en sus famosos Cuentos de la Alhambra: “El legado del moro”, y que trataremos en otro apartado.

Pozo junto a la Puerta de los Pozos o de los Siete Suelos Puerta interior de los Siete Suelos y detalle Pozo

Únicamente se puede acceder a ella cuando el Patronato de la Alhambra y el Generalife programa actividades para su visita.

Accediendo por la Puerta interior de la Puerta de los Siete Suelos Atravesando la Puerta exterior de la Puerta de los Siete Suelos

Aunque si podremos ver su Puerta interior al recorrer el Paseo de los Cipreses en la Medina, camino del Generalife o por la misma dirección a la Calle Real Alta camino a la Placeta de Carlos V.

Oculta a la Vista la Puerta por el Baluarte Defensivo de la Torre de los Siete Suelos

El Baluarte defensivo, ya en el exterior del Conjunto Amurallado, tapa completamente la visión de la Puerta exterior, pudiendo únicamente observar su parte más alta, y siempre y cuando los árboles que la rodean no estén muy altos, desde algunos tramos del Paseo del Generalife e incluso desde la pequeña plaza donde se encuentra la Fuente del Pimiento.

Vista de parte de la Puerta Exterior desde la Fuente del Pimiento

Se edificó sobre otra puerta antigua más pequeña y se la dotó de una torre que la envuelve con forma de U, encontrándose la Puerta exterior en la zona interior, favoreciendo la defensa de la misma, desde la terraza de la torre.

Planta de la Puerta de los Siete Suelos

Años después de la conquista de los Reyes Católicos, durante el siglo XVI, se la dotó de un baluarte defensivo, tapándola completamente de la visión y cambiando la fisonomía de la misma. Pero el mayor cambió que se produjo en 1812 tras su voladura por la tropas francesas, antes de abandonar la Alhambra, produciéndose la destrucción de gran parte de la muralla y de la mayoría de las Torres de este sector.

Zona interior, en la Medina, de la Puerta y Torre de los Siete Suelos

Posteriormente, a mediados del siglo XX, fue reconstruida por Francisco Prieto Moreno, tanto la puerta exterior, parte del interior de la misma y la zona alta de las Torres que quedaron totalmente destruidas. Gracias a dibujos y grabados antiguos se pudo reconstruir, con la mayor exactitud posible, cada una de ellas.

Cancela de Entrada al Baluarte y a la Puerta externa de la Puerta de los Siete Suelos

Hay multitud de lugares en la Alhambra que son conocidos por sus leyendas, siendo el conjunto formado por la Torre, la Puerta y el Baluarte de los Siete Suelos uno de los sitios donde han proliferado más gran cantidad de ellas y han ocurrido diferentes hechos que, ciertos o no, han llegado hasta nuestros días.

Postigo exterior de la Puerta de los Siete Suelos Postigo oculto entre el Bosque junto al Paseo del Generalife

En las explanadas de sus alrededores se celebraban desfiles militares en tiempos árabes, mientras que tras la reconquista pasó a ser elegido el lugar para realizar torneos. También se produjeron diferentes batallas y duras contiendas pero por el echo por el que más se la conoce, aunque a ciencia cierta no se sabe con exactitud, fue por ser el lugar por donde salió Boabdil al encuentro del Rey Fernando el Católico el 2 de enero de 1492, para entregarle las llaves de la ciudad, en la explanada del Violón, junto a la Ermita de San Sebastián.

Atardeciendo en la Puerta de los Siete Suelos Parte de la Puerta de los Siete Suelos desde la Fuente del Pimiento

Cuenta la tradición que Boabdil pidió que se cerrara para siempre esa puerta y el postigo de la muralla cercano a la misma, para que no se pudiera usar jamás. En diferentes grabados de la época aparecen las siguientes indicaciones “Porta Castril Granatensis Samper clausa ” junto a la imagen de la Torre.

Torre de los Siete Suelos

Además se tiene constancia, según datos de los Archivos de la Alhambra, que en 1747 fue tapiada; posteriormente, en 1812, sufrió su destrucción casi completa tras voladuras francesas; durante los años 1950 y 1960 se reconstruyó tanto la Puerta como la Torre; mientras que por último, ya en el siglo XXI se restauró completamente la zona, incluyéndose tanto el interior del Baluarte como de la Puerta, pasando a incluirse en las zonas de especial protección, permitiéndolas visitar en diferentes actividades especiales programadas por el Patronato de la Alhambra y el Generalife.

Torre y Baluarte de los Siete Suelos desde el Paseo del Generalife

Tecleando en los siguientes enlaces podéis acceder a otros contenidos sobre esta Puerta

Puerta externa de la Puerta de los Siete Suelos Interior de la Puerta de los Siete Suelos Puerta Interna de la Puerta de los Siete Suelos
PUERTA EXTERIOR INTERIOR PUERTA INTERIOR

Comentarios Facebook