Interior Puerta de la Justicia

Acceso en pendiente hasta la Puerta de la Justicia

Antes de adentrarnos en su interior y observar su constitución defensiva contemplaremos la rampa que hay que realizar para llegar a la misma, que dificultaba su ataque y facilitaba su defensa.

Zona alta junto a la Puerta de Acceso al interior de la Puerta de la Justicia

El interior forma un doble recodo, primero para acceder al interior, otro en el interior y posteriormente el último para salir del mismo.

Subida y Recodo interior de la Puerta de la Justicia Recodo desde la parte alta de la Puerta de la Justicia

Nada más atravesada la puerta y antes de alcanzar el primer arco donde gira la puerta podemos observar una bóveda de arista de ladrillos y la robusta madera donde se incrusta la quicialera de la puerta y que permite abrir la imponente puerta.

Bóveda de Arista y Quicialera de la Puerta de la Justicia

El arco se encuentra apoyado en una columna de piedra tallada con trozos de mármol gris tanto en su base como en el capitel.

Arco de entrada y columna de la Puerta de la Justicia Columna interior del arco de entrada de la Puerta de la Justicia

Tras superar el primer arco y realizar un giro a nuestra derecha, comienza la rampa interior, que permitía defender más fácilmente la puerta en caso de amenaza, que continuará hasta alcanzar la parte final junto a la Puerta Interior de la Torre de la Justicia.

Arco entre bóvedas de la Puerta de la Justicia Detalle interior de la Puerta de la Justicia

Documento Interior de la Puerta de la Justicia, protegido por la Ley. Se prohibe su uso sin autorización de Andaltura

Lancera esquinada en la Puerta de la Justicia

Lancera de la Puerta de la Justicia

Arcos interiores de la Puerta de la Justicia

Contemplaremos tres arcos en los laterales de la galería, con los correspondientes bancos para que se sentaran los guardias de la puerta; y pequeñas estructuras de madera para colocar las lanzas y picos. Además, en algunos de ellos, en su parte superior podremos contemplar diversas grafías de colores rojizos.

Grafias en la Puerta de la Justicia

La bóveda rectangular de esta galería es esquifada de ladrillos con la clave plana.

Bóveda Esquifada de clave plana en la Puerta de la Justicia

Superamos el siguiente arco, que da paso a una pequeña estancia con bóveda vaída, mientras que a nuestra izquierda se encuentra un pequeño arco, al frente otra estructura de madera, mayor que las anteriores, para colocar las altas lanzas; y otro arco a nuestra derecha que nos permite ascender la pendiente, realizar otro recodo para alcanzar otra estancia rectangular.

Bóveda vaída de la Puerta de la Justicia

En la parte más baja encontramos una pequeña aspillera que da a la puerta exterior y principal para acceder al interior de la Puerta.

Aspillera de la Puerta de la Justicia, detalle exterior Aspillera de la Puerta de la Justicia, detalle interior

Al final y en la parte derecha, ocupando otro arco, encontramos una pequeña capilla y retablo renacentista, de 1588, realizado por Diego de Navas y sufragado por los habitantes de la Alhambra, realizada en conmemoración de la primera misa realizada en el Conjunto Monumental tras la reconquista. Existía la costumbre, ya perdida, de celebrar una misa en sus proximidades todos los 2 de enero de cada año siendo uno de los pocos días que la podremos contemplar abierta.

Arco interior de la Puerta de la Justicia Capilla y retablo renacentista de la Puerta de la Justicia

Junto a ésta y en la pared frontal, encontramos una lápida, situada en este lugar en 1599, realizada en mármol blanco con letras góticas negras, conmemorando la Toma de Granada y de la Alhambra de Granada por los Reyes Católicos y la construcción del Aljibe, en la Plaza del Aljibe, en 1494 (ver la transcripción de ésta y otras más en Placas Conmemorativas de la Alhambra). No es su lugar original ya que se cree que se encontraba en las cercanías de la desaparecida Puerta Real, por lo que se colocó en ésta nueva ubicación en algunas de las reconstrucciones que se realizaron en interior de la Puerta

Placa conmemorativa de la Puerta de la Justicia

La bóveda que cubre este último rectángulo es de aristas encadenadas de ladrillo visto.

Bóveda de aristas encadenadas de la Puerta de la Justicia

En la zona interior y en la zona alta donde se encuentra la aspillera podremos observar las pinturas rojizas a semejanza de ladrillos, que también contemplamos en el exterior de la Portada antes de acceder al interior de la Puerta.

Pinturas a semejanza de ladrillos de la Puerta de la Justicia

Comentarios Facebook

Interior Puerta de la Justicia

Acceso en pendiente hasta la Puerta de la Justicia

Antes de adentrarnos en su interior y observar su constitución defensiva contemplaremos la rampa que hay que realizar para llegar a la misma, que dificultaba su ataque y facilitaba su defensa.

Zona alta junto a la Puerta de Acceso al interior de la Puerta de la Justicia

El interior forma un doble recodo, primero para acceder al interior, otro en el interior y posteriormente el último para salir del mismo.

Subida y Recodo interior de la Puerta de la Justicia Recodo desde la parte alta de la Puerta de la Justicia

Nada más atravesada la puerta y antes de alcanzar el primer arco donde gira la puerta podemos observar una bóveda de arista de ladrillos y la robusta madera donde se incrusta la quicialera de la puerta y que permite abrir la imponente puerta.

Bóveda de Arista y Quicialera de la Puerta de la Justicia

El arco se encuentra apoyado en una columna de piedra tallada con trozos de mármol gris tanto en su base como en el capitel.

Arco de entrada y columna de la Puerta de la Justicia Columna interior del arco de entrada de la Puerta de la Justicia

Tras superar el primer arco y realizar un giro a nuestra derecha, comienza la rampa interior, que permitía defender más fácilmente la puerta en caso de amenaza, que continuará hasta alcanzar la parte final junto a la Puerta Interior de la Torre de la Justicia.

Arco entre bóvedas de la Puerta de la Justicia Detalle interior de la Puerta de la Justicia

Documento Interior de la Puerta de la Justicia, protegido por la Ley. Se prohibe su uso sin autorización de Andaltura

Lancera esquinada en la Puerta de la Justicia

Lancera de la Puerta de la Justicia

Arcos interiores de la Puerta de la Justicia

Contemplaremos tres arcos en los laterales de la galería, con los correspondientes bancos para que se sentaran los guardias de la puerta; y pequeñas estructuras de madera para colocar las lanzas y picos. Además, en algunos de ellos, en su parte superior podremos contemplar diversas grafías de colores rojizos.

Grafias en la Puerta de la Justicia

La bóveda rectangular de esta galería es esquifada de ladrillos con la clave plana.

Bóveda Esquifada de clave plana en la Puerta de la Justicia

Superamos el siguiente arco, que da paso a una pequeña estancia con bóveda vaída, mientras que a nuestra izquierda se encuentra un pequeño arco, al frente otra estructura de madera, mayor que las anteriores, para colocar las altas lanzas; y otro arco a nuestra derecha que nos permite ascender la pendiente, realizar otro recodo para alcanzar otra estancia rectangular.

Bóveda vaída de la Puerta de la Justicia

En la parte más baja encontramos una pequeña aspillera que da a la puerta exterior y principal para acceder al interior de la Puerta.

Aspillera de la Puerta de la Justicia, detalle exterior Aspillera de la Puerta de la Justicia, detalle interior

Al final y en la parte derecha, ocupando otro arco, encontramos una pequeña capilla y retablo renacentista, de 1588, realizado por Diego de Navas y sufragado por los habitantes de la Alhambra, realizada en conmemoración de la primera misa realizada en el Conjunto Monumental tras la reconquista. Existía la costumbre, ya perdida, de celebrar una misa en sus proximidades todos los 2 de enero de cada año siendo uno de los pocos días que la podremos contemplar abierta.

Arco interior de la Puerta de la Justicia Capilla y retablo renacentista de la Puerta de la Justicia

Junto a ésta y en la pared frontal, encontramos una lápida, situada en este lugar en 1599, realizada en mármol blanco con letras góticas negras, conmemorando la Toma de Granada y de la Alhambra de Granada por los Reyes Católicos y la construcción del Aljibe, en la Plaza del Aljibe, en 1494 (ver la transcripción de ésta y otras más en Placas Conmemorativas de la Alhambra). No es su lugar original ya que se cree que se encontraba en las cercanías de la desaparecida Puerta Real, por lo que se colocó en ésta nueva ubicación en algunas de las reconstrucciones que se realizaron en interior de la Puerta

Placa conmemorativa de la Puerta de la Justicia

La bóveda que cubre este último rectángulo es de aristas encadenadas de ladrillo visto.

Bóveda de aristas encadenadas de la Puerta de la Justicia

En la zona interior y en la zona alta donde se encuentra la aspillera podremos observar las pinturas rojizas a semejanza de ladrillos, que también contemplamos en el exterior de la Portada antes de acceder al interior de la Puerta.

Pinturas a semejanza de ladrillos de la Puerta de la Justicia

Comentarios Facebook