Chicharra de Sierra Nevada - Baetica Ustulata -

Endemismo andaluz: Baetica ustulata

Taxonomía: Chicharra de Sierra Nevada - Baetica ustulata -

Chicharra de Sierra Nevada - Baetica ustulata -

Es un endemismo andaluz, que únicamente se puede encontrar en las altas cumbres de Sierra Nevada (Granada y Almería), oscilando desde los 2000 metros de altitud a los 3472 metros de la cota superior de la Comunidad, el Mulhacén.

Presenta un tamaño para los machos algo superior a los 2 centímetros, sin contar las largas antenas que tienen, mientras las hembras pueden pasar los 2 centímetros y medio. La parte superior, incluida la cabeza, es negra brillante y presenta un protorax con tonalidades rojizas, mientras el vientre tiende a ser entre amarillo y ocre amarillento. Las hembras además presentan un aguijón (ovopositor) para la puesta de los huevos que puede alcanzar hasta 2 centímetros de largo. Sus seis patas, tres a cada lado, son cortas y de color ocre claro.

Baetica Ustulata en el borreguil de la Laguna de Aguas Verdes

Se encuentra distribuido en gran parte del Espacio Natural Sierra Nevada, estando su mayor densidad concentrada dentro del Parque Nacional de Sierra Nevada, auque no es raro encontrarla en las zonas más elevadas del Parque Natural del mismo nombre, que quedaron fuera de éste.

Baetica ustulata corriendo a esconderse

Documento de la Baetica Ustulata Protegido por la Ley, Se prohibe su uso sin autorización de Andaltura

Baetica Ustulata en las cercanías de la Estación de Esquí Sierra Nevada Chicharra de Sierra Nevada -Baetica ustulata-

Así en la Estación de Esquí de Sierra Nevada, y más concretamente en la zona alta de la misma, en la subestación de Borreguiles, no es difícil observarlos simplemente con alejarnos de los medios mecánicos y las pistas y carreteras que recorren la zona.

A lo largo del macizo la encontraremos en zonas abiertas, bajo piedras y oquedades y no es raro observarla en el interior de vegetación almohadillada y espinosa como los piornales.

Es fácil observarla durante el día, principalmente a individuos solos en roquedales y veredas, mientras en borreguiles y nacimientos no es raro observar grupos distribuidos por las proximidades.

Cabeza de Chicharra de Sierra Nevada - Baetica ustulata -

Por sus colores se camufla fácilmente sobre las pizarras, en las que a veces es difícil distinguirla, todo lo contrario ocurre cuando se mueve por los borreguiles o los pastizales asociados a los mismos. Su principal alimento son los endemismos Diente de Perro - Arenaria pungens - y Aulaga Morisca - Genista versicolor - donde es fácil localizarla, aunque también se nutre de carroña y de materiales descompuestos.

Se encuentra catalogada como Vulnerable y se encuentra incluida en el Libro Rojo de los Invertebrados de Andalucía, siendo las principales medidas de protección que se le aplican el mantenimiento y mejora de su hábitat natural, prinicipalmente desarrollando el piornal y enebral donde vive, y que permite no sólo la protección de éste sino de otros endemismos de Sierra Nevada, como la Niña de Sierra Nevada (Plebicula Golgus).

Baetica ustulata

Está considerada como indicadora del cambió climático que se está produciendo a nivel mundial ya que presenta una cantidad de individuos alta (aunque está catalogada como vulnerable) y ocupa distintos hábitats y diferentes cotas altitudinales en el Espacio Natural Sierra Nevada. Según los últimos estudios que se están realizando con esta especie se ha comprobado que se mantienen la cantidad de individuos de la misma aunque las poblaciones más altas son cada vez más numerosas mientras que las más bajas decrecen continuamente; lo que indica la adaptación que van sufriendo en busca de las temperaturas más bajas, que corresponden a las zonas más elevadas, claro indicativo del aumento de la temperatura y del clima que está sufriendo Sierra Nevada.

Chicharra de Sierra Nevada -Baetica ustulata- entre pizarras

Fue durante el siglo XIX cuando se realizaron las primeras catalogaciones de fauna y flora de Sierra Nevada, a través de viajeros naturalistas que la recorrieron y que se sorprendieron de la amplia diversidad de especies que se encontraron. Tras nombrarlas, estudiarlas y catalogarlas gran parte de esos estudios han permanecido hasta nuestros días. La Baetica ustulata fue descubierta en 1838 y estudiada por el entomólogo francés Jules Pierre Rambur quien la integró en el genero Ephippiger para posteriormente, en 1930, el también entomólogo español Ignacio Bolívar y Urrutia creó el genero Baetica en el que actualmente está incluida.

Chicharra de Sierra Nevada y Mariquita en el borreguil de la Laguna de las Calderetas

Chicharra de Sierra Nevada - Baetica Ustulata -

Endemismo andaluz: Baetica ustulata

Taxonomía: Chicharra de Sierra Nevada - Baetica ustulata -

Chicharra de Sierra Nevada - Baetica ustulata -

Es un endemismo andaluz, que únicamente se puede encontrar en las altas cumbres de Sierra Nevada (Granada y Almería), oscilando desde los 2000 metros de altitud a los 3472 metros de la cota superior de la Comunidad, el Mulhacén.

Presenta un tamaño para los machos algo superior a los 2 centímetros, sin contar las largas antenas que tienen, mientras las hembras pueden pasar los 2 centímetros y medio. La parte superior, incluida la cabeza, es negra brillante y presenta un protorax con tonalidades rojizas, mientras el vientre tiende a ser entre amarillo y ocre amarillento. Las hembras además presentan un aguijón (ovopositor) para la puesta de los huevos que puede alcanzar hasta 2 centímetros de largo. Sus seis patas, tres a cada lado, son cortas y de color ocre claro.

Baetica Ustulata en el borreguil de la Laguna de Aguas Verdes

Se encuentra distribuido en gran parte del Espacio Natural Sierra Nevada, estando su mayor densidad concentrada dentro del Parque Nacional de Sierra Nevada, auque no es raro encontrarla en las zonas más elevadas del Parque Natural del mismo nombre, que quedaron fuera de éste.

Baetica ustulata corriendo a esconderse

Documento de la Baetica Ustulata Protegido por la Ley, Se prohibe su uso sin autorización de Andaltura

Baetica Ustulata en las cercanías de la Estación de Esquí Sierra Nevada Chicharra de Sierra Nevada -Baetica ustulata-

Así en la Estación de Esquí de Sierra Nevada, y más concretamente en la zona alta de la misma, en la subestación de Borreguiles, no es difícil observarlos simplemente con alejarnos de los medios mecánicos y las pistas y carreteras que recorren la zona.

A lo largo del macizo la encontraremos en zonas abiertas, bajo piedras y oquedades y no es raro observarla en el interior de vegetación almohadillada y espinosa como los piornales.

Es fácil observarla durante el día, principalmente a individuos solos en roquedales y veredas, mientras en borreguiles y nacimientos no es raro observar grupos distribuidos por las proximidades.

Cabeza de Chicharra de Sierra Nevada - Baetica ustulata -

Por sus colores se camufla fácilmente sobre las pizarras, en las que a veces es difícil distinguirla, todo lo contrario ocurre cuando se mueve por los borreguiles o los pastizales asociados a los mismos. Su principal alimento son los endemismos Diente de Perro - Arenaria pungens - y Aulaga Morisca - Genista versicolor - donde es fácil localizarla, aunque también se nutre de carroña y de materiales descompuestos.

Se encuentra catalogada como Vulnerable y se encuentra incluida en el Libro Rojo de los Invertebrados de Andalucía, siendo las principales medidas de protección que se le aplican el mantenimiento y mejora de su hábitat natural, prinicipalmente desarrollando el piornal y enebral donde vive, y que permite no sólo la protección de éste sino de otros endemismos de Sierra Nevada, como la Niña de Sierra Nevada (Plebicula Golgus).

Baetica ustulata

Está considerada como indicadora del cambió climático que se está produciendo a nivel mundial ya que presenta una cantidad de individuos alta (aunque está catalogada como vulnerable) y ocupa distintos hábitats y diferentes cotas altitudinales en el Espacio Natural Sierra Nevada. Según los últimos estudios que se están realizando con esta especie se ha comprobado que se mantienen la cantidad de individuos de la misma aunque las poblaciones más altas son cada vez más numerosas mientras que las más bajas decrecen continuamente; lo que indica la adaptación que van sufriendo en busca de las temperaturas más bajas, que corresponden a las zonas más elevadas, claro indicativo del aumento de la temperatura y del clima que está sufriendo Sierra Nevada.

Chicharra de Sierra Nevada -Baetica ustulata- entre pizarras

Fue durante el siglo XIX cuando se realizaron las primeras catalogaciones de fauna y flora de Sierra Nevada, a través de viajeros naturalistas que la recorrieron y que se sorprendieron de la amplia diversidad de especies que se encontraron. Tras nombrarlas, estudiarlas y catalogarlas gran parte de esos estudios han permanecido hasta nuestros días. La Baetica ustulata fue descubierta en 1838 y estudiada por el entomólogo francés Jules Pierre Rambur quien la integró en el genero Ephippiger para posteriormente, en 1930, el también entomólogo español Ignacio Bolívar y Urrutia creó el genero Baetica en el que actualmente está incluida.

Chicharra de Sierra Nevada y Mariquita en el borreguil de la Laguna de las Calderetas